tecnicosuperior.es.

tecnicosuperior.es.

Cómo hacer un prototipo de una app móvil de manera rápida y eficiente

Cómo hacer un prototipo de una app móvil de manera rápida y eficiente

Introducción

En la actualidad, las aplicaciones móviles son una parte fundamental de nuestro día a día. Tanto es así que, a día de hoy, existen millones de aplicaciones en las tiendas virtuales de los distintos sistemas operativos. En este sentido, cada vez son más las empresas o emprendedores que se suman a la idea de desarrollar una app móvil para mejorar su producto o servicio. Sin embargo, aunque el proceso de creación de una app móvil sea relativamente sencillo, el tiempo que se necesita para crear un prototipo funcional puede llegar a ser muy elevado. Por ello, en este artículo vamos a presentar una serie de herramientas y consejos para hacer un prototipo de una app móvil de manera rápida y eficiente.

Primera parte: Definir la idea y la funcionalidad de la app

Antes de nada, es fundamental definir la idea y funcionalidad de la app móvil que se va a crear. Para ello, es importante hacer un análisis de mercado para conocer los productos o servicios existentes, las necesidades del público objetivo y las carencias que existen en el mercado. Por otro lado, es importante tener en cuenta que la funcionalidad de la aplicación debe ser coherente con la idea principal.

1.1. ¿Qué queremos conseguir?

Lo primero que tenemos que definir es qué queremos conseguir con nuestra aplicación móvil. ¿Queremos mejorar la experiencia de usuario en algún ámbito? ¿Queremos ofrecer alguna solución específica para un determinado grupo de usuarios? ¿Queremos ofrecer información relevante de una manera atractiva y fácil?

1.2. Identificar al público objetivo

Una vez definido el objetivo de la aplicación, el siguiente paso es identificar al público objetivo de la misma. Es importante conocer las necesidades y deseos de nuestros futuros usuarios. Además, esto nos permitirá adaptar de manera más efectiva la funcionalidad de la aplicación a su público objetivo.

1.3. Conocer a la competencia

También es importante conocer a nuestra competencia, es decir, las aplicaciones que ofrecen soluciones o servicios similares a los que queremos proporcionar nosotros. Existen diferentes herramientas que nos pueden ayudar a identificar a nuestra competencia, como los buscadores de aplicaciones.

1.4. Diseño de la estructura básica

Una vez definido el objetivo de nuestra aplicación, el público objetivo y la competencia, el siguiente paso es hacer un boceto del esquema básico de la aplicación. Esto es, plantear cuántas pantallas va a tener la aplicación, cuál es el flujo de la misma, etc. Para ello, existen diferentes herramientas que nos pueden ayudar a realizar este esquema, como por ejemplo la plataforma Marvel.

Segunda parte: Elegir la herramienta adecuada para crear el prototipo

Una vez conocemos la funcionalidad y diseño de nuestra aplicación, el siguiente paso es elegir la herramienta adecuada para crear el prototipo. Existen diferentes herramientas que se pueden utilizar para crear el prototipo de una app móvil, pero en este artículo vamos a hablar de las dos más comunes:

2.1. Figma

Figma es un software que permite diseñar la interfaz de usuario de aplicaciones móviles y web de manera sencilla. Existe una versión gratuita de Figma, aunque cuenta con limitaciones por lo que conviene utilizar la versión de pago. Con Figma es posible crear el prototipo de la aplicación, así como diseñar el estilo visual de la misma.

2.2. Sketch

Sketch es un programa de diseño vectorial que se utiliza para diseñar interfaces de usuario. Es muy similar a Figma, aunque con algunas características diferentes. Al igual que Figma, Sketch cuenta con una versión de pago y una gratuita. La versión de pago cuenta con muchas más herramientas y características que la versión gratuita.

Tercera parte: Diseñar los componentes de la aplicación

Una vez que hemos elegido la herramienta adecuada para crear el prototipo de nuestra aplicación, el siguiente paso es diseñar los componentes de la aplicación. Esto incluye el diseño de las diferentes pantallas de la app, los botones y propiedades de los mismos, etc. En este sentido, es fundamental que el diseño de los componentes de la aplicación sea coherente con la funcionalidad de la misma, así como con los objetivos que se han definido previamente.

3.1. Diseño de pantallas

El diseño de las pantallas de la aplicación es uno de los puntos más importantes del proceso de diseño. Para ello, es fundamental tener en cuenta la interfaz de la aplicación, la experiencia de usuario y la funcionalidad de la misma. Es fundamental que se preste atención a los elementos que se van a incluir en cada pantalla, cómo se van a diseñar los componentes y cómo se van a interconectar.

3.2. Definir los tipos de botones y su funcionalidad

Una vez que se ha diseñado la estructura de la aplicación es necesario definir los botones que se van a utilizar en la misma. Es importante definir cada botón de manera individual, es decir, especificar su color, tipo, tamaño, ubicación, etc. Además, es fundamental que se defina la funcionalidad de cada botón, es decir, qué acción realizará cuando el usuario lo presione.

Cuarta parte: Realizar pruebas y ajustes del prototipo

Una vez que se hayan diseñado todos los componentes de la aplicación y se hayan unido en un prototipo, el siguiente paso es realizar pruebas y ajustes del prototipo. En este sentido, es recomendable realizar pruebas con usuarios reales, que nos darán su opinión y feedback para poder seguir mejorando la aplicación.

4.1. Pruebas con usuarios reales

Para realizar pruebas con usuarios reales, es posible utilizar diferentes herramientas online como UsabilityHub. Esta herramienta permite hacer pruebas de uso y diseño de la aplicación con usuarios reales y obtener feedback. Otra forma de realizar pruebas es a través de grupos de usuarios, que estarán dispuestos a probar nuestra aplicación y darnos su opinión sobre la misma.

4.2. Análisis de los resultados

Una vez que se hayan realizado las pruebas, es importante analizar los resultados obtenidos. Para ello, se pueden utilizar diferentes herramientas de análisis de datos, como Google Analytics, que nos permitirán conocer cómo se está utilizando la aplicación, si hay algún punto débil en su uso, etc.

Conclusiones

Como hemos visto en este artículo, existen diferentes herramientas y técnicas que nos pueden ayudar a crear un prototipo de una app móvil de manera rápida y eficiente. Desde la definición de la idea y funcionalidad, hasta la selección de la herramienta adecuada para el diseño y la realización de pruebas con usuarios reales, se trata de un proceso en el que el trabajo en equipo y la flexibilidad son fundamentales. Además, es importante tener en cuenta que el prototipo es el primer paso de un largo camino, por lo que siempre se deben tener en cuenta las necesidades y deseos de los usuarios, y estar en constante evolución y mejora. En definitiva, para crear una app móvil de éxito es fundamental invertir tiempo y esfuerzo en la fase de prototipado.