Cómo proteger una red de ataques DDoS

¿Qué son los ataques DDoS?

Un ataque de denegación de servicio distribuido (DDoS por sus siglas en inglés) es un intento malicioso de hacer que una red o servidor deje de funcionar. Consiste en inundarlos con un gran número de solicitudes de conexión, lo que provoca una sobrecarga en el servidor y lo obliga a dejar de responder. Los ataques DDoS son muy comunes en la actualidad y pueden ser utilizados por ciberdelincuentes para extorsionar a empresas, para realizar sabotajes, o simplemente por diversión.

¿Por qué proteger una red de ataques DDoS?

Los ataques DDoS pueden ser extremadamente perjudiciales para cualquier organización que dependa de su presencia en línea. Si una red o servidor queda inoperable durante un tiempo prolongado, puede significar una grave pérdida de ingresos y reputación. Además, el hecho de experimentar un DDoS puede implicar también la posibilidad de perder datos importantes y la exposición a otro tipo de ataques.

Tipos de ataques DDoS

Ataque de inundación de protocolo

Este tipo de ataque DDoS busca explotar los protocolos de la red, enviando un gran número de paquetes de datos a través de ellos. Esto satura la capacidad del ancho de banda, lo que significa que los usuarios legítimos no pueden acceder a los recursos que necesitan.

Ataque de amplificación

Este tipo de ataque se basa en el uso de servidores enrutadores que pueden hacer que parezca que el atacante está enviando una gran cantidad de paquetes de datos a través de las redes y a los servidores objetivo. El servidor enrutador hace esto al enviar una solicitación al servidor de origina para devolver una respuesta mucho mayor de lo que se solicitó.

Ataque de sobrecarga de aplicación

Un DDoS de sobrecarga de aplicación suele ser el ataque más común. Este tipo se centra en las aplicaciones del servidor y utiliza muchos recursos de servidor concurrentes para enviar solicitudes al servidor, lo que provoca una sobrecarga del servidor y su posterior caída. Los programadores deben establecer medidas de seguridad para evitar este tipo de ataque.

1. Utilice un firewall de red

El firewall de red es una de las formas más efectivas de prevenir ataques DDoS. Utiliza una tecnología que analiza el tráfico de Internet y bloquea cualquier tráfico que no sea seguro o sospechoso. Debe asegurarse de que el firewall esté configurado para actualizar regularmente su la lista de direcciones IP bloqueadas.

2. Utilice un software anti-DDoS

El software anti-DDoS es otra herramienta esencial de protección. Ayuda a proteger la red contra los ataques DDoS sin afectar el rendimiento de la red y permite el análisis y el bloqueo de tráfico malicioso. Además, es importante que este software esté actualizado para que pueda ofrecer la protección adecuada.

3. Pruebe su red o servidor

Es esencial que se someta a pruebas de seguridad para asegurarse de que la red o servidor esté protegido. Esto incluye pruebas de penetración, pruebas de carga y pruebas de estrés. Las pruebas pueden ayudar a identificar áreas vulnerables para que puedan ser fortalecidas.

4. Elaborar un plan de contingencia

Es importante tener un plan de contingencia viable para poder responder rápida y eficazmente ante un ataque DDoS. El plan incluirá la identificación de los recursos críticos y las medidas necesarias para recuperarlos en caso de un ataque.

5. Implemente una CDN

Una CDN (red de entrega de contenidos) es una infraestructura global de servidores que permite el reparto del contenido entre servidores de todo el mundo. El contenido está distribuido a través de una red de nodos en todo el mundo, lo que significa que los usuarios pueden acceder a una copia en caché del contenido sin tener que acceder a los servidores originales. Con esta infraestructura, el impacto del DDoS es mucho menor.

6. Infraestructura de seguridad de red

La seguridad de red es una parte crítica de la protección contra los ataques DDoS y debe ser considerada como parte integral de cualquier estrategia de protección. Es importante tener una tecnología de seguridad que proteja la red, los servidores y los datos de posibles ataques.

Conclusión

Es fundamental proteger la red contra los ataques DDoS, ya que puede afectar gravemente el rendimiento y la reputación de la organización. Utilice herramientas de defensa como un firewall de red y un software anti-DDos para mantener la red protegida. Pruebe la red regularmente para identificar nuevas vulnerabilidades y elaborar un plan de contingencia detallado para minimizar el impacto en caso de un ataque.