tecnicosuperior.es.

tecnicosuperior.es.

Qué debes saber antes de comprar una tarjeta gráfica

Qué debes saber antes de comprar una tarjeta gráfica

Introducción

La tarjeta gráfica es un componente esencial en cualquier computadora moderna, especialmente si se trata de una destinada a juegos o tareas demandantes en gráficos. La tarjeta gráfica es responsable del renderizado de gráficos, imágenes y videos, así que si te estás planteando comprar una nueva para tu ordenador, es importante que conozcas las características y especificaciones que debes tener en cuenta. En este artículo, te enseñaremos todo lo que necesitas saber antes de comprar una tarjeta gráfica.

¿Por qué necesitas una tarjeta gráfica?

En primer lugar, debes entender que los gráficos y los vídeos son personas muy exigentes para la CPU de tu ordenador. A medida que la calidad y el detalle de los juegos y aplicaciones aumenta, la demanda de gráficos también lo hace. Si tu ordenador no tiene una tarjeta gráfica, tendrás que depender de la CPU para realizar estas tareas, lo que ralentizará el rendimiento general del sistema y, lo que es más importante, no proporcionará la mejor calidad de imagen.

Tipos de tarjeta gráfica

Hay dos tipos principales de tarjeta gráfica: integrada y dedicada. Las tarjetas gráficas integradas están incorporadas en la placa base de la computadora y comparten la memoria RAM del sistema. Son adecuadas para tareas cotidianas como navegación web, correo electrónico y procesamiento de texto, pero no son adecuadas para juegos o tareas más exigentes en cuanto a gráficos. Por otra parte, las tarjetas gráficas dedicadas tienen su propia RAM y están diseñadas especialmente para juegos y otras aplicaciones de alta definición.

Capacidad de la memoria

La memoria, o VRAM, es el espacio de almacenamiento de datos de la tarjeta gráfica. Cuanta más memoria tenga una tarjeta gráfica, mayor será la cantidad de información que pueda procesar y mostrar en cualquier momento. Para un uso casual, 2 GB de VRAM es suficiente. Pero, para tareas más exigentes como juegos 3D, se necesitará al menos entre 4 GB y 6 GB de VRAM.

Interfaz de la tarjeta gráfica

La interfaz determina la cantidad y la velocidad de transferencia de datos entre la tarjeta gráfica y la placa base. La interfaz estándar en la actualidad es PCIe (Peripheral Component Interconnect Express). La mayoría de las tarjetas gráficas modernas son compatibles con PCI Express 3.0, que es capaz de transferir datos a velocidades de hasta 8 gigabytes por segundo. Las tarjetas gráficas compatibles con PCIe 4.0 son más rápidas, pero actualmente son menos comunes y solo son compatibles con ciertas placas base.

Consumo energético

Otro aspecto que hay que tener en cuenta al comprar una nueva tarjeta gráfica es el consumo de energía. Las tarjetas gráficas pueden requerir diferentes cantidades de energía, lo que tendrá un impacto directo en la fuente de alimentación de tu sistema. La mayoría de las tarjetas gráficas modernas tienen un consumo energético de entre 150 y 300 vatios. Es importante asegurarse de que la fuente de alimentación de tu sistema pueda manejar la nueva tarjeta gráfica elegida.

Arquitectura de la tarjeta gráfica

La arquitectura de una tarjeta gráfica es su diseño interno. La arquitectura de la GPU (unidad de procesamiento gráfico) es uno de los factores más importantes que hay que considerar al elegir una tarjeta gráfica. La mayoría de las tarjetas gráficas modernas utilizan la arquitectura NVIDIA o AMD. Las tarjetas gráficas NVIDIA tienden a ser más caras que las de AMD, pero a menudo ofrecen un mayor rendimiento.

Tipo de refrigeración

Una tarjeta gráfica dedicada puede generar una cantidad significativa de calor, especialmente al ejecutar aplicaciones de alta demanda. Para prevenir daños, la tarjeta gráfica necesita un buen sistema de refrigeración. Hay dos tipos principales de refrigeración: refrigeración de aire y refrigeración líquida. La refrigeración líquida es el más efectivo de los dos, pero es más costoso y no es necesario para la mayoría de los usuarios.

Conclusión

Comprar una tarjeta gráfica no es algo que se pueda hacer sin una investigación adecuada. Después de leer este artículo, deberías ser capaz de entender lo que debes buscar en una tarjeta gráfica y cómo hacer una elección informada. Al tomar una decisión de compra informada, podrás disfrutar de la mejor calidad de imagen y rendimiento de tu sistema. Recuerda tener en cuenta la memoria, la interfaz, el consumo energético, la arquitectura y la refrigeración cuando compres tu futura tarjeta gráfica.